Otra forma de ahorro energético es a través un buen uso de la calefacción.

Hoy en día contamos con radiadores eléctricos que consumen la mitad, que los tradicionales.

También podemos instalar un el aislamiento térmico, un ejemplo es poner cristales de doble acristalamiento en las ventanas antiguas.

¡Notarás la diferencia!

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted